Es un seguro diseñado para clientes individuales y jurídicos, con el cual se brinda cobertura a los bienes inmuebles en caso de desastre por incendio, terremoto, erupción volcánica, explosión, motín, huelga, huracán, tifón, inundación, robo por forzamiento y por asalto, y otras eventualidades detalladas en la póliza de seguro. Cuando se trata de comercio, incluye estimaciones e indemnización por paralización de negocio.
En este tipo de seguro también se incluye la modalidad de Hogar Seguro, que está diseñado para proteger el lugar de habitación de los asegurados e incluye dentro de la cobertura, límites para la protección y amparo del menaje de hogar.
El objetivo de este seguro es brindar una protección financiera para los asegurados, puesto que las pérdidas de un bien inmueble, puede deteriorar considerablemente la calidad de vida de las personas individuales, y en empresas u organizaciones, puede llevar a la paralización completa y en forma definitiva de las actividades comerciales o de cualquier otro tipo.